ATENCIÓN!!! El CAFÉ puede curarte de la DIABETES...

El café y la diabetes son dos de los temas más comúnmente cubiertos en las noticias médicas actua...


El café y la diabetes son dos de los temas más comúnmente cubiertos en las noticias médicas actual. La última investigación examina en detalle algunos de los componentes del café y sus efectos potenciales en la diabetes.
Productos químicos específicos del café pueden protegerte de la diabetes tipo 2.

La insistencia del café y la diabetes en los medios de comunicación hoy en día hace mucho sentido: casi 1 de cada 10 estadounidenses son diabéticos, y más de la mitad de los adultos estadounidenses beben café todos los días.

Los EE.UU. gastan aproximadamente US$ 40 mil millones en café al año, y en el 2012, el costo total estimado de la diabetes diagnosticada en los Estados Unidos fue de US$ 245 mil millones.
Cualquier vínculo entre estos dos improbables compañeros de cama es susceptible de ser perseguido con vigor. Una investigación reciente publicada en el Journal of Natural Products de la Sociedad Americana de Química nos da una idea de los posibles beneficios de algunos de los compuestos naturales del café en el manejo de la diabetes tipo 2.
La Diabetes tipo 2. 

Las personas con diabetes tipo 2 tienen una resistencia a la insulina.
La insulina normalmente ayuda a controlar la cantidad de glucosa en la sangre. Si los niveles son altos, indica al hígado y a los músculos para absorber más.

La diabetes hace que el cuerpo deje de reaccionar a la insulina como debería.
La insulina es liberada, pero las células de los músculos y el hígado ya no absorben el exceso de glucosa.
En las primeras fases de la enfermedad, se produce una mayor cantidad de insulina en un esfuerzo del páncreas por convencer al cuerpo de asumir más glucosa. A medida que la enfermedad progresa, las células productoras de insulina en el páncreas lentamente mueren por el uso excesivo.

Las consecuencias de la diabetes para la salud pueden ser nefastas: se genera un daño a los vasos sanguíneos grandes que puede afectar el buen funcionamiento del corazón, el cerebro y las piernas, además del daño a los vasos sanguíneos más pequeños que puede causar problemas en los riñones, los ojos, los pies y los nervios.

La química del café. 

En total, hay más de 1.000 compuestos químicos diferentes en el café.
Esta impresionante receta incluye ácido quínico, ácido 3,5-dicafeoilquínico, acetilmetilcarbinol, disulfuro de dimetilo, putrescina, niacina, trigonelina, teofilina y nuestro viejo amigo y enemigo, la cafeína.

Cada uno de los ingredientes del café tiene el potencial de afectar a la biología humana.
Es probable, que la mayoría de estos compuestos, en las cantidades pequeñas que están presentes en el café, no tendrán un gran efecto en nuestro cuerpo.
Dicho esto, no hay ninguna razón para no estudiar cada una de estas moléculas en un esfuerzo por llegar a enfrentarse con la gran cantidad de efectos que el café parece ejercer sobre nosotros.
El Café y la diabetes. 

La investigación del café y su capacidad para prevenir o retrasar la aparición de la diabetes tipo 2 se ha ganado una buena cantidad de atención de las autoridades en materia de salud.
Una revisión reciente de la literatura concluye que el consumo habitual de café parece disminuir el riesgo de diabetes tipo 2.
El siguiente reto es de separar los muchos componentes del café para identificar los ingredientes activos. Como la desconcertante lista de los productos químicos anteriores infiere, esto puede ser una tarea gigantesca.

La investigación reciente llevada a cabo por Søren Gregersen y sus colegas del Departamento de Endocrinología y Medicina Interna en el Hospital de la Universidad de Aarhus en Dinamarca puede haber reducido la búsqueda. Gregersen y su equipo analizaron el efecto de una serie de componentes del café en células de rata in vitro.
La mayoría de los compuestos no tuvieron efectos significativos, pero cafestol y ácido cafeico arrojaron algunos resultados intrigantes.

Cafestol y ácido cafeico. 

El Cafestol constituye alrededor del 0,5% del peso seco de los granos de café. Se ha encontrado que tienen efectos anti-cancerígenos en ratas y funciones neuro-protectores en el modelo de mosca de la fruta de la enfermedad de Parkinson.
El ácido cafeico juega un papel importante en la construcción de lignina y por lo tanto se encuentra en todas las plantas. Ocurre en el café, pero sólo en pequeñas cantidades – alrededor de 0,03 mg por cada 100 g. Algunos estudios han demostrado que tiene efectos anti-cancerígenos y efectos anti-inflamatorios.

El presente estudio encontró que el cafestol y el ácido cafeico aumentaron la producción de insulina en presencia de glucosa. Cafestol también se encontró para aumentar la captación de glucosa en las células musculares a un ritmo similar a los medicamentos actuales utilizados para tratar la diabetes. Según Gregersen:

“Esta acción dual recién demostrada del cafestol sugiere que este compuesto puede contribuir a los efectos preventivos de la diabetes tipo 2 en las personas que consumen café regularmente.” El estudio añade otra buena noticia de la investigación sobre los posibles tratamientos para la diabetes.

Sin embargo, para volver a enturbiar el agua, filtros de café eliminan la mayor parte del cafestol de la tasa resultante. Por lo tanto, es poco probable que el cafestol sea el único aditivo del café útil para los diabéticos tipo 2. La búsqueda sigue intensa debido a que otro estudio recientemente implica que el consumo moderado de café puede prevenir la muerte prematura.

Related

LO SABIAS? 1424124864217311166

Follow Us

Hot in week

Recent

Comments

item