ELIMINA los Juanetes!!! Con increíbles Remedios que tienes en tu Hogar...!!!

La bursitis es una malformación osea en el dedo gordo del pie que suele causar mucho dolor y mole...


La bursitis es una malformación osea en el dedo gordo del pie que suele causar mucho dolor y molestias en quienes lo padecen.

Los juanetes son más frecuentes en las mujeres y además de ser un problema estético son fundamentalmente un trastorno para caminar y calzarse.

Son producidos cuando el peso del cuerpo no incide de forma adecuada en los pies, provocando un crecimiento anormal en la articulación del dedo gordo.

Los especialistas creen que el utilizar zapatos con tacos altos o demasiado apretados pueden conducir al desarrollo de esta condición, aunque pueden intervenir cuestiones hereditarias o enfermedades de los huesos como la artritis que pueden favorecer su desarrollo.

El inconveniente con los juanetes es que generalmente empeoran con el pasar del tiempo.
En ocasiones resulta dificil encontrar un calzado adecuado para lidiar con ellos.

Valga una aclaración: los remedios caseros que te compartiremos sirven para ayudar a atenuar los efectos de esta afección y ayudar a retrasar su desarrollo cuando ésta es tomada en un estadío temprano, aunque no serán efectivos para corregir esta deformación, para lo cual, deberias consultar un médico especialista.

En los casos graves es necesario realizar cirugía.

1- ELIGE EL CALZADO ADECUADO

Como regla general prefiere usar aquel calzado con punta ancha y plantillas acolchadas para ayudar a distribuir uniformemente la presión sobre los pies.

Hacer esto puede ayudar enormemente a prevenir la bursitis o agravarla. Los zapatos que se adapten a la forma de tu pie y las sandalias son los ideales.
Evita aquellos con tacones altos o punta cerrada.

Nunca debes forzar tu pie a encajar en un calzado, por mucho que te guste. Asimismo, evita los calcetines apretados y acostumbra sacarte los zapatos tanto como puedas, durante el día, para dar descanso, alivio a tus pies.
2- REALIZAR MASAJES

Masajear el área afectada a diario es un remedio muy efectivo para aliviar los dolores en la zona afectada.
Este método terapéutico promueve la circulación sanguínea y calma las molestias.
El masaje regular también reducirá el tamaño de la bursitis y hacer que el área afectada menos propensa a callos y callosidades.
Frótate con de aceite de ricino o aceite de coco caliente sobre la zona afectada y date un masaje de fricción intensa durante unos 10 minutos.

Repite este procedimiento 2 o 3 veces al día.
Siempre se puede solicitar la ayuda de kinesiologo expermientado.

3- EJERCICIOS PARA LOS PIES

En ocasiones ciertos ejercicios pueden ayudar a ralentizar la progresión de la bursitis, evitando así la necesidad de cirugía. Realizar ejercicios diariamente también ayuda a fortalecer los músculos de las piernas y los pies y puede evitar el desarrollo de los juanetes.

Ejercicio 1

Siéntate en una silla y coloca una pelota de tenis debajo de los dedos de los pies durante 5-10 minutos al día.

Ejercicio 2

Dobla los dedos de tus pies ayudándote con la palma de tus manos y haz que se muevan hacia arriba y luego hacia abajo, de 5 a 10 minutos.

Ejercicio 3

Mantener en alto el pie afectado durante 15 minutos.
Puedes repetir varias veces al día, según sea necesario.
Esto ayudará a aliviar la inflamación y el dolor.
Asimismo, puedes realizarte baños de pies con sal de Epsom para aliviar el dolor.
Esta sal tiene un alto contenido de magnesio y ayuda a regular los niveles de pH en el cuerpo, algo fundamental para contrarrestar la inflamación y el dolor e incluso los callos.


Vierte un poco de agua tibia en un tanque pequeño, añade un puñado de sal de Epsom y mezcla bien. Luego, sumerge los pies por algunos minutos.
Secate los pies y realiza un masaje con aceite caliente o aceite de coco.

Repite este procedimiento hasta 3 veces por semana.

4- CURCUMA

¿Sabiás que pudes usar cúrcuma para tratar la bursitis? El componente clave de este ingrediente, la curcumina, tiene la capacidad de bloquear el dolor y ayudar a reducir la inflamación.
La cúrcuma puede ser utilizado por vía tópica o por vía oral.
Para uso tópico, debes hacer una pasta de media cucharadita de cúrcuma en polvo y un poco de aceite de oliva, aplicándolo directamente sobre el dedo gordo del pie y repetir 2 o 3 veces al día, durante varios días.
En tanto, para uso oral, mezcla una cucharadita de cúrcuma en un vaso de agua tibia o leche y beber dos veces al día.

5- ASPIRINA

La aspirina puede aliviar la incomodidad y reducir el dolor punzante de la zona inflamada. Además, mantiene la superficie suave para prevenir los callos y callosidades.

Disuelve 2 o 3 aspirinas en un recipiente con agua tibia, sumerja el pie afectado en esta solución hasta que el agua se enfríe.
Seca el pie y masajea con aceite de oliva caliente. repite este tratamiento una vez o dos veces al día.
Advertencia: la aspirina puede causar irritación de la piel o reacción alérgica en algunas personas.

6- MANZANILLA

La manzanilla es un remedio popular y eficaz a base de hierbas que también puede causar alivio en los pies.
Posee propiedades anti-inflamatorias que ayudan a reducir el dolor y la inflamación asi como los callos.
Prepara una taza de té de manzanilla en saquito y beber mientras todavía está caliente, y después de beber pon la bolsa utilizada directamente en el dedo gordo del pie.

Aplica este tratamiento 3 o 4 veces al día.
También puede masajear el área afectada con aceite esencial de manzanilla todas las noches antes de ir a la cama, esto ayudará a mejorar la alineación de los dedos de los pies.

7- CALENDULA

Otro remedio a base de hierbas eficaces para combatir la bursitis es la caléndula.
Esta hierba tiene propiedades anti-inflamatorias que ayudan a reducir el dolor y la inflamación.
Asimismo, previene la formación de callos y callosidades en la zona afectada.

Consejo: aplasta suavemente unas cuantas hojas de caléndula con las manos para extraer el jugo y aplicarlo sobre la zona afectada y deja secar.
Repite el tratamiento 2 o 3 veces al día.
Otra cosa que puedes hacer es comprar la pomada de caléndula con hierbas medicinales y aplicar sobre la zona afectada 2 o 3 veces al día, durante varios días.

8- DIETA ANTIINFIAMMATORA

A la hora de tratar los juanetes también importa y mucho aquello que comes, ya que puedes ayudar a reducir el dolor y la inflamación mediante el consumo de muchos alimentos con propiedades anti-inflamatorias como: aceitunas, el salmón, el jengibre, la cúrcuma, ajo, fresas, arándanos, frutos secos y patatas dulces.

Incorpora a tu dieta diaria estos alimentos alternadamente.
Por otro lado, debes evitar algunos alimentos que provocan un aumento de la inflamación, como la carne roja, carne procesada, el azúcar refinado, los huevos, proteínas de la leche, el aceite de maíz y en general, productos procesados y ricos en sal.
Finalmente, aumenta la ingesta de alimentos ricos en proteínas y vitaminas A, B, C y E.

Related

tips 2260617217394987964

Follow Us

Hot in week

Recent

Comments

item