ELIMINA las Cicatrices con este Increíble REMEDIO totalmente NATURAL!!!

Las cicatrices son unas marcas visibles en la piel que se producen a causa de un episodio crónico...


Las cicatrices son unas marcas visibles en la piel que se producen a causa de un episodio crónico de acné, una lesión o tras una cirugía.

Aunque esta es la forma en que se repara el tejido cutáneo después de cualquier traumatismo, la mayoría desea atenuarlo por considerar que es antiestético.

 Muchas se desvanecen con el paso del tiempo, aunque es difícil que se lleguen a borrar por completo; sin embargo, con la ayuda de algunos tratamientos se pueden conseguir mejores resultados en menos tiempo.

En la actualidad hay varias técnicas profesionales y remedios cosméticos cuyo fin es acelerar la recuperación de este tipo de alteraciones en la dermis.
 No obstante, suelen ser demasiado costosos y no todas cuentan con los recursos suficientes para acceder a ellos.

 Por fortuna, hay varios ingredientes naturales que, por sus propiedades, estimulan la disminución de estas marcas para mejorar la apariencia de la piel.
En esta ocasión queremos compartir los mejores para que no dudes en probarlos en casa. ¡No te los pierdas!

Mascarilla de tomate.

La pulpa de tomate es rica en sustancias antioxidantes y antiinflamatorias que favorecen la curación de pequeñas heridas y quemaduras. Su uso regular contribuye a reparar los tejidos de la piel, disminuyendo de forma notable la apariencia de las cicatrices.

 ¿Cómo utilizarla?

Corta un tomate en rodajas y frótalas sobre las cicatrices.
Deja actuar el jugo durante 20 minutos y enjuaga.
Repite su aplicación todos los días.

Jugo de patata

El jugo de patata es un refrescante natural que contribuye a aliviar las lesiones superficiales mientras disminuye la inflamación.
 Su alto contenido de nutrientes estimula la regeneración celular de la dermis para aclarar las cicatrices y manchas.

 ¿Cómo utilizarlo?

Pela una patata y llévala a la licuadora para hacer un puré. Extiende el producto sobre las cicatrices y déjalo actuar 30 minutos. Enjuaga y repite su uso un mínimo de cuatro veces a la semana.

Mascarilla de zanahorias

Este prodigioso vegetal se caracteriza por su contenido de beta-caroteno, un tipo de antioxidante que ayuda a mejorar el tono y firmeza de la piel. En este caso la utilizaremos en forma de mascarilla para tratar las cicatrices dejadas por el acné crónico.

 ¿Cómo utilizarla?

Hierve una zanahoria y prepara un puré. Aplícalo sobre las áreas afectadas y déjalo actuar 20 minutos. Enjuaga y úsalo todos los días.

Jugo de pepino

El alto contenido de agua del pepino y sus compuestos antiinflamatorios refrescan la piel y le proporcionan humectación.
Su vitamina E y los aceites esenciales nutren a profundidad la dermis, atenuando las cicatrices y reduciendo las arrugas finas.

 ¿Cómo utilizarlo?

Pela un pepino y procésalo en una licuadora hasta obtener su jugo. Ponlo en el refrigerador por un par de horas y, cuando esté bien frío, extiéndelo sobre las zonas que quieres tratar.
Espera a que actúe 20 o 30 minutos y aclara con abundante agua.
Úsalo todas las noches.

Pulpa de aloe vera

El gel que contiene la planta de aloe vera cuenta con sustancias hidratantes y reparadoras que disminuyen las imperfecciones de la piel.
Su uso tópico aumenta la producción de colágeno y elastina, calma la inflamación y reduce el tamaño de las cicatrices.

 ¿Cómo utilizarlo?

Extrae la pulpa del interior de la penca de aloe vera y frótala sobre la cicatriz con un suave masaje. Déjala actuar hasta que se seque y aclara con agua tibia.
Repite su aplicación todos los días para conseguir buenos resultados.

Jugo de limón

El ácido cítrico del limón es uno de los agentes activos más utilizados en los productos estéticos para blanquear la piel y reducir las cicatrices.
 Sin embargo, su aplicación se debe hacer con precaución, ya que si se expone a los rayos solares puede ocasionar un efecto contrario.

 ¿Cómo utilizarlo?

Exprime el jugo de un limón fresco y frótalo sobre la cicatriz con la ayuda de un trozo de algodón. Úsalo todos los días, en horas de la noche.
Utiliza protector solar al día siguiente.

Manteca de cacao

Los aceites naturales de la manteca de cacao son muy hidratantes y sirven para curar varias afecciones de la piel.

 ¿Cómo utilizarla?

Limpia la zona afectada y frótale una buena cantidad de manteca de cacao.
No la enjuagues y aplícala dos veces al día.
Elige el remedio que más te llame la atención y empieza a reducir esas antiestéticas marcas en tu piel.

 Eso sí, ten en cuenta que sus efectos no son inmediatos y solo se obtienen cuando se utiliza el producto de manera continua.

Related

SALUD 8953856556167326963

Follow Us

Hot in week

Recent

Comments

item